Cómo conseguir que los niños lleven mascarillas

Conseguir que los niños se pongan la mascarilla

Como bien sabemos, las personitas que superan los tres años de edad, tienen que empezar a llevar mascarilla para no propagar el virus (en edades más tempranas no es necesario puesto que el niño se puede ahogar).
Si para ti se hace difícil el hecho de llevar mascarilla, ¡Imagínate lo que supone para los niños!
En este artículo vamos a ayudarte para que se acostumbren lo más rápido posible a las mascarillas.

¿Cuál es la reacción de los niños delante de las mascarillas?

Esta respuesta es un mundo y depende de la edad y personalidad de cada peque. Normalmente, contra más mayores son, antes se acostumbran a tener que llevar a todas partes una mascarilla.
De lo contrario, a niños más pequeños y a bebés les puede intimidar el hecho de llevar mascarillas y pueden tardar más tiempo en acostumbrarse a ellas. A algunos de los más pequeños les puede causar hasta miedo, pero con la ayuda de las palabras de sus papás, estarán mejor enseguida.

La capacidad de adaptación de cada niño o niña depende de su estado de razonamiento, ya que ver a todo el mundo con mascarilla ha sucedido de la noche a la mañana. La mascarilla oculta parte de la cara de la persona que está detrás y los más pequeños se fijan en las caras y sus gestos para sentirse seguros.
Si las caras están un poco tapadas, no pueden percibir las sonrisas y esto es un factor que afecta mucho a la hora de tranquilizar a un niño, es natural que se asuste.

¿Cómo conseguir que los niños se adapten y se pongan la mascarilla?

Los niños tienen la capacidad de adaptarse con más rapidez a los cambios y este es un factor que juega a su favor. Aunque en esta nueva normalidad muchos lo han demostrado, hay otros tantos que se resisten a llevar mascarilla y vamos a darte unos truquitos para que consigas que se la pongan.

Debemos ser comprensivos con nuestros hijos entendiendo que no les guste llevar mascarilla todo el día o que les parezca incómoda (aunque eso con Different Brand no pasa 😜) y entendiendo esto, podemos aplicar los siguientes pasos.

  1. Explícales por qué hay que llevarla y para qué sirven de forma clara y sin rodeos.
    Con valores como el respeto y la responsabilidad, podéis asociarlo con los familiares y así ellos pensarán que, usando la mascarilla respetan, cuidan y son responsables para que nadie de la familia coja el COVID-19.
  2. Contarles que con las mascarillas se convierten en superhéroes escondidos (poniendo de ejemplos a Batman, Spiderman… Que llevan una especie de mascarilla que oculta su identidad).
  3. Dar ejemplo en casa.
    Si esperas que el peque lo haga, tienes que aplicarte tú también las normas, sino puede llegar a sentirse engañado.
  4. Usar mascarillas de tela divertidas.
    Para que se les haga más ameno el tiempo que estén con la mascarilla. Esto es como las tiritas.
    De hecho, en nuestra sección de mascarillas infantiles, podrás encontrar muchas con diseños chulos para los peques.
  5. Enseñarles las normas.
    Cómo, cuándo y dónde tienen que usarlas.

Hemos querido ayudaros tanto a ti como a tu peque para hacer lo más amena posible esta pandemia y sus respectivas normas.

Por eso recomendamos que tanto niños como adultos uséis adecuadamente las mascarillas y os pongáis a salvo tanto vosotros, como a los vuestros.

Carrito de compra
Ir arriba